Publicado: 31 de Octubre de 2017

Un cerramiento acristalado es una estructura para cerrar y optimizar un espacio, actuando como pared, pero de cristal. es una buena forma de seguir aprovechando estos espacios en las estaciones menos calurosas.

Si tienes alguna zona exterior como un patio, porche, terraza o jardín, los cerramientos de cristal son una magnífica opción para ampliar el espacio interior, el cristal no nos va a quitar visualización del exterior, por lo tanto el cerramiento siempre nos quedara perfecto.

Los tipos de vidrios más utilizados son de seguridad laminados, templados, y de control solar, gracias a sus características el cerramiento protege el área perfectamente.

Además, este tipo de instalaciones permiten obtener un aislamiento acústico y térmico, evitando también efectos de polvo, lluvia, viento y suciedad.